jueves, 30 de julio de 2015

Ejemplo de vida : la mejor terapia para dejar de quejarnos cada día

José Luis Iglesias con las empleadas de su fábrica
No me extraña que una de sus empleadas escribiera esto después de ver cómo José Luis ha hecho frente a la lesión que lo dejó tetrapléjico.



Aceptó la lesión callado y en silencio. Su misma esposa, Hortensia, se admira de ver su buen afrontamiento. Nunca lo oye quejarse ni lamentarse como tantos : "Por qué a mí?"

La verdad es que si difícil es el papel que le tocó jugar a Jose Luis en esta vida no lo es menos el de su mujer. Ante ambos me inclino.

miércoles, 29 de julio de 2015

Recolectores de felicidad : Sobre la vejez y sus bondades (III)







Me envía mi amigo Ramon Bayes este enlace tan sugerente que no he podido evitar compartirlo

con los seguidores de este blog


Todos los hombres y mujeres envejecen. Esta afirmación, pese a ser absurda por evidente y por conocida, parece haberse olvidado (u obviado) por completo en esta sociedad. El trato que el mundo actual dispensa a los ancianos dista mucho del respeto que merece toda una vida de experiencia y conocimiento. El hacinamiento y la soledad a la que se ven abandonados muchos mayores es una metáfora más de la importancia que tiene la vida humana y el paso del tiempo, desplazado por el siempre joven, siempre en movimiento.
A todos los hombres y mujeres les gusta sentirse útiles. Y una iniciativa puesta en marcha en Seattle ha dado a los ancianos un papel destacado en la sociedad, un rol trascendente como el que merecen. La residencia de Mount St. Vincent acoge a cerca de 400 ancianos y, además, aloja una escuela de preescolar. De esta forma, los ancianos son parte activa de la educación de los niños, siempre bajo la supervisión de los responsables del centro.



Leer más: http://www.lavanguardia.com/vida/20150621/54432436598/ninos-ancianos-residencia-guarderia.html#ixzz3gokuPKjL



Los niños llegan curiosos al centro. Tocan las manos arrugadas de los ancianos, observan pasmados las sillas de ruedas y los andadores, pintan y dibujan para ellos, ríen con sus historias, con sus cantos, con sus cuentos. Los ancianos, por su parte, dibujan una sonrisa gigantesca en sus rostros, bailan para ellos, se disfrazan, les hacen reír, y hasta aquellos cuya movilidad esta más reducida pueden disfrutar vigilándolos en el parque. Las visitas siempre acaban con un “volved cuando queráis” de los más mayores y con ganas de repetir día tras día la experiencia los más pequeños



Para cerrar esta Entrada dejo estas reflexiones de Rosa Regás 

"Nos cuesta aceptar la edad, nos damos cuenta de que el tiempo pasa, de que los días se van, y aunque parezca que queremos engañarnos y que nos escondemos los años que cargamos, no siempre es así, lo que ocurre es que la mayoría de nosotros se siente más o menos igual que hace diez, veinte o incluso treinta años. De tal manera que cuando vemos alguien que tiene la misma edad que nosotros no podemos menos que preguntarnos ¿Yo soy así, tan mayor? ¿a mí también se me nota la edad?. (el destacado en azul es mío)



Tal vez esto solo nos ocurra a quienes pretendemos ir por la vida con el mismo aire decidido de nuestro quince o veinte años, probablemente  con la excusa de que tal actitud engañe al tiempo y el tiempo no pase o al menos se ralentice. Porque por más que nos resistamos, la edad nos vence".



lunes, 27 de julio de 2015

Navegantes sin barreras : una entrada muy refrescante


¡Menudo veranito lleva José Luis Montoya!. se ve que le ha tomado el gusto a la vela y no para de recorrer el Mediterráneo acompañado de otros compañeros y respaldados por la Fundación También www.fundaciontambien.org

Dejo unas cuantas imágenes y dos enlaces


http://www.rtve.es/m/alacarta/videos/espana-directo/navegantes-sin-barreras/3210107

http://webtv.7tvregiondemurcia.es/entretenimiento/gente-como-tu/2015/martes-21-de-julio

Tengo que agradecer a Elena Batalla, la mujer de José Luis, por compartir estas experiencias que seguro les sirven de apoyo a muchas personas que aún no se han planteado qué hacer tras la lesión.Ya vemos que el deporte es una de las salidas tras la lesión.

 Espero que disfrutéis de vuestras muy merecidas vacaciones en Vera (Almería) y a ver si es verdad que sea un tiempo slow.

sábado, 25 de julio de 2015

El placer de los libros


Como este año mis vacaciones las estoy tomando de una manera atípica, haré algunos altos en ellas para hacer alguna entrada relacionada con el verano y las vacaciones. Los libros forman parte del equipaje de las vacaciones o al menos yo leo más en vacaciones de temas que no necesariamente tienen relación con el trabajo. Siempre tengo varios libros empezados y en ocasiones los termino el verano siguiente pues a partir de incorporarme a la rutina laboral y doméstica, apenas me queda tiempo para las lecturas ociosas.

Me parecen oportunos estos dos enlaces que espero que os gusten.

 https://www.youtube.com/watch?v=SKVcQnyEIT8

y este otro video que nos hará reflexionar acerca de hacia donde vamos https://www.youtube.com/watch?v=jPfThpelv48

miércoles, 15 de julio de 2015

¿Es posible abrir la mente y despertar otros sentidos?


La foto que encabeza la Entrada es la portada de un Power Point que me presentaron ayer dos terapeutas argentinas, Josefina Aramburu y Mercedes Inés Beltrán,  ambas Licenciadas en Terapia Ocupacional y especializadas en sexualidad. Vinieron a hacer una rotación al Hospital Nacional de Parapléjicos de Toledo. Esta experiencia nos ha enriquecido mutuamente.
La presentación está en el marco de un Taller que impartieron dirigido a cuidadores de l.m. que en principio estaba orientado al desarrollo e implementación de estrategias para cuidadores de lesionados medulares en un Instituto de Rehabilitación. Lo impartieron conjuntamente con un médico Fisiatra (equivalente a un médico especialista en Medicina Fisica y Rehabilitación (Rehabilitador para resumir) en España.
Estas terapeutas han mantenido una Sesión de intercambio de experiencias en el Área de Terapia Ocupacional lo que estoy segura que repercutirá con el tiempo en un beneficio para los pacientes y sus parejas. Es importante trabajar el cuerpo como un todo y no dividido en partes sensibles e insensibles y ver a la compañera o compañero como amante que es y no sólo como cuidador.
Asimismo, hay que generar nuevas ideas y diseñar nuevas adaptaciones que permitan disfrutar de la sexualidad.

Desconozco otra cultura que no sea la nuestra pero en lo que a imaginación se refiere, los españoles puntuamos muy bajo.

Hace unas semanas escuché una idea sugerente en el contexto de un programa de Rehabilitación Psicosexual que nos pilló por sorpresa a todos debido a su originalidad. Una paciente que tiene una lesión medular en la que tanto su movilidad como su sensibilidad están muy comprometidas, comentó que para ella el baño ( refieriéndose al día que le toca baño) es como un "orgasmo". Creo que es una buena manera de expresar sensaciones y extrapolar el orgasmo a otras partes del cuerpo y a nuevas sensaciones. Ella misma hacía alusión al desarrollo de muchos de los sentidos que están poco trabajados o "explotados", como la vista, el oído o el gusto.

Había preparado una Entrada bajo el título que encabeza esta Entrada y me ha parecido que es la Entrada adecuada para hablar de esta terapeutas argentinas así como una invitación a los seguidores a que nos aporten todo tipo de ideas sugerentes con las que poder abrir más puertas y ventanas .

Gracias chicas por este intercambio tan saludable y por esta reciprocidad.


Josefina, la autora del blog y Mercedes Inés. Foto J. Monroy



martes, 14 de julio de 2015

¡Feliz Verano Slow!


Autora : Frida Kahlo
Parece que ya va siendo hora de tomarse un respiro. Acostumbrada a tomarme las vacaciones de una tirada, este año lo haré de manera Slow. Disfrutaré a pequeños sorbos para que dure más.

De momento, mañana editaré la última Entrada y descansaré hasta el día 22 de Julio. desconectaré de ordenador y me sumergiré en el senderismo y lectura. Voy a vaciar la agenda aunque esta cabeza no deja de pensar nunca.

Creo que los seguidores me van a agradecer un alto en la lectura de Entradas porque a algunos se les acumulan porque no pueden llevarlas al día.

Deseo a los seguidores que disfruten también, cada cual a su modo.

De momento voy a ver si me alejo de estos 41º que no nos dejan disfrutar. Los que pasásteis por Toledo en estas fechas sabéis de qué hablo y eso que este año es aún peor, no hay una noche de respiro.

Gracias a todos por estar ahí y acompañarme en esta aventura bloguera.


lunes, 13 de julio de 2015

El abuelo fascinado

"Ser abuelo o abuela es otra condición de la que, aunque hayamos llegado a ella, no adquirimos conciencia hasta mucho tiempo después, cuando algún hecho inesperado nos viene a desmentir aquella certeza según la cual los abuelos son otros, unos seres que están en este mundo como tales, como si fuera un carácter adquirido al nacer hace ya mucho tiempo".

Rosa Regás 


Aunque me voy a referir a dos abuelos en particular, esto es extensible a todos los abuelos que conozco ya sean lesionados medulares o sin lesión medular.

Fernando presumía hace unos días de sus dos nietas y no era para menos porque esas preciosas niñas nos hacían caer la baba a los profesionales, unos con edad de ser ya abuelos y otros más jóvenes. Dos pequeñas de tres y cinco años. La mayor presumía de cuidar a la pequeña.

Fernando venía con ellas como quien lleva un cortejo. Las peques felices con su abuelito a pesar de llevar una silla de tracción eléctrica. Venia a pedirme permiso para faltar a la terapia para poder disfrutar de ellas. ¡Qué mejor terapia que estas seductoras criaturas!

Cuenta su mujer que cuando regresa a casa después de cada jornada en el Hospital Nacional de Parapléjicos de Toledo, el perrillo se vuelve loco cuando la huele a ella (huele a su dueño) y cuando huele la ropa que ella se lleva diariamente a casa para lavar. Otra lección de fidelidad inmensa y una situación conmovedora y entrañable.

Antonio me ha contado ya unas cuantas veces que su nieta "se lo come a besos". Es lógica esa reacción ya que esta pequeña fue criada por el abuelo porque sus papás estaban demasiado ocupados con el trabajo.



A pesar de que Antonio ha encajado bien la lesión no deja de expresar que su vida ha dado un giro muy grande y ya no podrá desempeñar las mismas funciones que desempeñaba. En lo que a su nieta se refiere lamenta no poder echarse más a jugar con ella en el sofá, hacerle cosquillas, lanzarla por los aires, subírsela a los hombros.

Si puedo hacerme con las fotos de los dos abuelos y de sus nietas, las cuelgo.

domingo, 12 de julio de 2015

Tener una afición


Una persona que entró en mi nuevo blog https://creciendoentreflores.wordpress.com/, dice así en su carta de presentación:

"Una persona amiga, de avanzada edad, que por mucho tiempo trabajó como medico cirujano, me dijo un día: Patricia, dentro de tus intereses trata de desarrollar una afición porque ésta no sólo te dará gratos momentos, sino que te acompañará por el resto de tu vida. No es el trabajo que realizamos lo que perdura en el tiempo, sino la afición que nos acompañará siempre. Esta persona murió a las 92 años, pintó lindas obras durante toda su vida, incluso realizó exposiciones hasta poco antes de fallecer. Aliento a mis lectores a desarrollar no sólo esta afición por las antigüedades y el coleccionismo, sino cualquier otra que sea de su interés".


Esta una idea que yo siempre he tenido y aprovecho para, viendo los beneficios que me reporta, trasmitirlo por si puede ser beneficioso para más gente.

A lo largo del desarrollo del blog he tenido ocasión de hablar de las aficiones de algunos de los seguidores:

- las plantas

- la pesca
- la escritura
- la fotografía
- la observación del firmamento
- la robótica
- viajar
- el coleccionismo
- la construcción de maquetas
- las motos
- el aprovechamiento de materiales para creación de obras
- las casas de muñecas

Ahora toca comentar y compartir las aficiones que nos hacen sentirnos bien y contagiar a aquellos que aún se encuentren en una etapa en la que no han encontrado un nuevo rumbo tras la lesión.

Las mías las encontraréis en el nuevo blog que he mencionado arriba. Entre ellas, una de mis favoritas es el arte de las flores secas prensadas.

sábado, 11 de julio de 2015

Corazón y Mente

Continuando con el tema de la empatía del que hablábamos hace dos días, dejo este pequeño resumen de estos dos renombrados especialistas de la salud.

La mitad de los pacientes que acuden al médico quejándose de un problema cardíaco "no tienen en realidad un problema en el corazón, sino un problema en la mente, relacionado con la emoción", según el cardiólogo Valentín Fuster, director del Instituto Cardiovascular del Hospital Monte Sinai de Nueva York (Estados Unidos), coautor junto al psiquiatra Luis Rojas Marcos del libro 'Corazón y Mente' (Planeta)   http://www.corazonistas.com/documentos/doc-08122010131446.pdf



   "Entre un 25 y un 50 por ciento de los pacientes que van a una consulta por un problema cardíaco en realidad no tienen un problema relacionado con el corazón, sino que tiene que ver con la emoción, con la mente".




FUSTER Y LA 'DESHUMANIZACIÓN' DEL MÉDICO
  
 Según Fuster, muchos de los casos "se resuelven hablando con el paciente", por lo que su objetivo cada día es "evitar que la tecnología supere al aspecto cognitivo" en sus consultas, ya que escuchar al paciente y analizar lo que cuenta ofrece "una visión más clara" de la realidad.
   "Uno de los grandes problemas es que, hoy en día, el médico se ha convertido en un técnico, por lo que se pierde la visión humanista de la que hablamos en el libro (...) Yo creo que la relación de médico a paciente es la misma que entre marido y mujer o entre hermano y hermana, es decir, que es importante la comunicación y esto es lo que ayuda a todos a que tengamos una vida mucho más sana", aseveró.
-
ROJAS MARCOS: "EL OPTIMISMO NO CURA"
   
El experto considera que reforzar la relación médico-paciente es "imposible" si sólo pueden dedicarse "entre 15 y 20 minutos" a cada consulta y señaló la falta de tiempo como uno de los problemas de muchos sistemas sanitarios, donde se recurre a las pastillas como "la solución del momento" para sustituir la relación con el enfermo.
   Reconoce que "el optimismo no cura", pero afirma que una persona feliz y con "paz de espíritu" es más propensa que otra pesimista a cuidar su cuerpo y por tanto, a seguir los consejos del médico y poder así curarse. "El optimismo no cura, el optimismo hace que uno piense que se va a curar y siga los consejos del médico", reflexionó.


http://www.diarioya.es/content/valent%C3%ADn-fuster-la-mitad-de-los-pacientes-de-mi-consulta-tienen-problemas-en-la-mente

viernes, 10 de julio de 2015

Ensoñaciones de infancia

"Lo que se desea en la infancia, no tiene posibilidad de conseguirse jamás en su perfecta plenitud porque pertenece al ámbito de carencias más íntimo del ser humano, las que nada ni nadie podrá nunca saciar"

Rosa Regás 


A propósito de unas memorias que me pasó Felipe Vila, uno de nuestros seguidores, pensé dedicar una Entrada a algunos de los Recuerdos de Infancia de los seguidores.


RECUERDOS


Verde. Es injusto decir que el mar es verde. El mar, el mar que yo conozco, el que me ha visto crecer, el que ha contemplado mis pleamares y bajamares, es azul.
El mar también es verde, o gris, o negro, como la vida. Pero eso sólo sucede en casos muy extraordinarios, en días de tormenta o por las noches. Y después, cuando ya no se espera, vuelve a ser azul.
Los recuerdos empiezan siempre con la niñez, inconexos, deshilvanados, para hacerse sólidos, vívidos, o para diluirse como un tintero vaciado en un río.
Después los recuerdos se trasforman en ilusiones: Es el presente.

‑‑‑0‑‑‑

¡ Felipe....., Felipe....!‑
¿ Qué, mamá?‑
A desayunar ‑
Espérate, estoy viendo el mar ‑ 


El mar, el mar...., este niño está loco con el mar, y cada día está más delgado.‑
Está hablando sola, en el patio, mientras prepara las tazas del desayuno, esas tazas grandes de café con leche capaces de saciar el apetito de un niño.
El niño está en la terraza. Sus ojos están fijos en el mar, un mar plateado, que empieza a rizarse con una suave brisa de levante, y se vuelven temerosos, buscando un indicio de viento.
De repente salta, corre escaleras abajo, como si quisiera inmovilizar al tiempo, para que se quede como está, para que no cambie.
¡ Mamá, el desayuno !‑
Mira desconcertado las tazas vacías, se levanta, da un breve paseo y vuelve a sentarse. Todo ello en solo segundos.
La madre aparece por la puerta de la cocina, con una cafetera en una mano y una jarra de leche, ambas humeantes, en la otra. Dentro de la cocina se puede oír como se fríe el pan y se empieza a extender un olorcillo que impacienta aun más al niño.
¡ Mamá !, ¿ falta mucho?‑
No, toma, ahí tienes el pan frito, muy frito, como a ti te gusta ‑

La madre se sienta, está viendo comer a su hijo, y su cara, atormentada por años de trabajo, se dulcifica. Así, con su delantal de mezclilla, con su vestido negro, vestigio de un luto del que sólo ella se acuerda, y sentada en una silla de anea, tiene verdadero empaque. Aunque sólo sea para la mirada fugaz de niño.
El niño se levanta, con la boca llena y un trozo de pan frito en la mano, coge sus bártulos de pesca y sale corriendo, tras haber dado un beso sobre la marcha.
Felipe péinate y ponte la camisa ‑
Las palabras resuenan en la casa vacía y se confunden con el eco de un portazo.
¡ Este niño ! ¡ Qué ganas tengo de que empiece otra vez el colegio !‑
¡ La camisa....!,¡ péinate! ¡ Como si hubiese tiempo !‑
Los labios del niño apenas si se mueven. Habla solo, en susurros, sin esforzarse en oír su propia voz. Va saltando y dando patadas a las piedras, para liberar la energía que le sobra, con un bañador y unos zapatos por toda vestimenta. Sus manos en cambio sí que están ocupadas. En una lleva la bolsa con las aletas, las gafas, el tubo, el cinturón y el portapeces, en la otra lleva el fusil.
El niño, trece años de una vida, tiene un aspecto desastroso. Un bañador grande y desgastado, herencia de su hermano mayor, es lo único que cubre su cuerpo cetrino, quemado por el sol.

"El pescador " Joaquín Sorolla

Su pelo, revuelto aún por el sueño, está también quemado, estropajoso. Su cara delgada no es más que un amago de bigote, bajo una nariz chata. Sólo sus ojos van gritando su alegría.
El camino hasta el mar, sólo cinco minutos, es enormemente largo para el niño, parece como si la calle se alargase a cada paso, desesperadamente.
Al cruzar la carretera, ya a la vista del mar, el paso de un camión mueve las hojas de los árboles. El niño mira inquieto, pero el mar sigue en calma.
Los últimos cien metros que faltan para la playa los cubre el niño casi a la carrera, saltando para sortear los bolos de la desembocadura del arroyo.
Ahora, por un momento, piensa en su madre. Como dándole una explicación por no llevar camisa, coge la bolsa, la desocupa y la entierra, junto con los zapatos, en la arena de la playa. Después coloca encima una piedra grande para localizarla cuando salga del agua.
Inmediatamente, con avidez, se coloca su equipo, carga el fusil y, con el paso torpe de un pato, sortea como puede los pedruscos de la orilla, hasta que el agua le llega por las rodillas.
Se lanza al agua, fría aún, y le dedica a su madre el último recuerdo de la mañana:
¿ Ves mamá ? ¿ Para qué iba a peinarme ?‑
El niño ya no piensa, siente. El frío del agua, que le hace mantener los codos apretados contra los costados, en un inútil intento de mantener el calor corporal, el levísimo chapoteo de las aletas y la impaciencia por encontrar un pez. Más tarde siente la emoción de la captura, que le permite olvidarse por un momento del frío y del cansancio. Por último otra vez el frío, y el cansancio, y la pena de tener que salir.
Fuera ya, mientras da tiritones sobre las piedras de la orilla, añorando una playa de arena caliente en la que tumbarse, el niño vuelve a pensar, a recordar cada incidencia de la pesca, para disfrutarla de nuevo, y a proyectar la próxima pesquera.
¿ Por qué no será verano todo el año ?‑
Ahora si que se acuerda de su camisa, aún cuando el sol está empezando a devolverle el calor que le robó el agua y las piedras de la orilla queman. Pero es solo un momento, mientras guarda el equipo en la bolsa, cuando sus pies han vuelto a tocar el agua.
Esta vez la distribución de los bártulos es distinta, ahora el portapeces, del que cuelgan dos lisas y tres robalos, ocupa la misma mano que el fusil. Y es que ‑primera mentira del niño ‑ no se deben meter en la bolsa, porque se estropean y lo manchan todo.
También el camino es ahora distinto, ligeramente más largo, pero más cómodo, ‑segunda mentira del niño ‑ pues pasa por la playa donde se están bañando Carlos y Víctor, con toda la pandilla.
El bañador, arremangado, parece más pequeño, y el niño, estirado, más alto.
¡ Espera Felipe ! ¿ Qué has pescado ?‑
Es Víctor, que viene a curiosear la pesca. Carlos, mas cuco o menos aficcionado, se ha quedado sentado junto a las niñas. El niño, mirando de reojo, tiene un sentimiento de rabia, de impotencia, pero se rehace con rapidez.
La vuelta a casa es ahora más lenta, y el niño vuelve a pensar en los acontecimientos de la mañana, como para distraer y acortar el camino.
La llegada a casa es otra pequeña satisfacción para el niño, a pesar del tono, entre amable y gruñón de la madre.
Felipe, ¿ es que no te cansas de tanta pesca ?, estás hecho un cigarrón. Esta tarde tienes que dormir la siesta ‑
Los hermanos charlan y ríen mientras comen. Sólo la madre y el niño guardan silencio. El niño piensa y come a una velocidad increíble, por eso no habla. La madre recorre la mesa con la mirada, pendiente solo de lo que come cada uno.
¡ Felipe come despacio , así no te alimenta la comida!‑
La comida, mediada para todos, toca a su fin para el niño, que se levanta mientras come un plátano y se dirige hacia el cuarto de baño, como para lavarse las manos. Pero de pronto, en cuanto que desaparece de la vista de su madre, cambia de rumbo. Va a su cuarto, coge la escopeta y los plomos y vuelve a dar un portazo.

¡ Felipe......,Felipeeee...!.Este niño no hay quien lo controle ‑
Déjalo mamá, el no se cansa ‑
El sol cae a plomo y, aún a la sombra del porche, la soflama ahoga. Es la hora de la siesta.
El niño se detiene un poco, antes de lanzarse al campo, y aprovecha para comprobar el contenido de los bolsillos: Un trozo de cuerda, indispensable para atar los pájaros; una caja de perdigones, envuelta en un pañuelo sucísimo, para que no suene al andar; un pequeño alambre, para empujar los plomos, que entran demasiado justos en el cañón de la escopeta y dos botes vacíos de penicilina, que pueden valer para guardar plomos, es todo lo que sale de ellos. Pero es suficiente.
Conteniendo el aliento, como si se fuese a echar al agua, el niño empieza su recorrido. Su paso es precipitado y muy pronto está empapado de sudor. Pero de momento sólo se trata de llegar a las higueras, las higueras de Diego, y sentarse a aguardar a los "pinchahigos".
La llegada del niño a las higueras se asemeja a los movimientos de cualquier otro animal salvaje. Sus movimientos son lentos, enormemente lentos, y su mirada está fija en el árbol. Sus pies apenas hacen ruido. Su cuerpo, encogido y semiagachado para hacerse más pequeño, sufre ligeras contracciones cada vez que vuela un pájaro.
Se queda estático por un momento: Acaba de ver un pájaro. Levanta la escopeta, contiene la respiración y apunta cuidadosamente al lugar donde se adivina la silueta.
El chasquido de la escopeta, el revoloteo de los pájaros asustados y la imprecación del niño se confunden. Ha fallado. Y lo sabía cuando estaba apretando el gatillo.
Entra bajo la higuera, ya sin precauciones, y se sienta en el suelo, en el mismo sitio de cada día. Saca el pañuelo, se seca los goterones de sudor y apoya la escopeta en el tronco. Ahora tiene que esperar.
Los recuerdos de la mañana fluyen como el reguero de hormigas que suben por el tronco de la higuera. Y el niño parece haber olvidado su inquietud. Está inmóvil. Es la hora de la siesta.
¡ Ves mamá, aquí también se descansa !‑
Va pasando revista a lo que ha hecho durante la mañana y decide que lo ha hecho mal, rematadamente mal:
Tienes que salir más temprano ‑ se dice ‑, pues por la mañana temprano es cuando hay pescado, después no hay quien lo encuentre. Y tienes que irte más lejos, ese sitio lo tienes demasiado castigado ‑
Una sombra delata al pájaro, sólo una sombra, pero el niño no ha necesitado más para localizarlo y disparar. Después, mientras sus manos sacan la cuerda del bolsillo y atan el pájaro, los pensamientos siguen fluyendo.
Tienes que ir a donde Antonio López y Pepe Onrubia , a la fábrica de cemento o a los túneles, pues allí sí que se pesca_
¿ Es que te da miedo ir sólo ?‑
Bueno sí, un poco sí que me da ‑reconoce el niño ‑, pero eso es lo de menos. Mañana iré.‑
Horas más tarde, cuando el sol empieza a ocultarse tras los montes y hay ya siete pájaros en la cuerda, el niño se levanta y, tras comprobar que se había sentado encima de un higo pocho, se marcha a su casa.
Detrás, las sombras de los montes parecen disipar la calima, y las líneas se hacen más fuertes, más nítidas, para apagarse otra vez y difuminarse en el atardecer.
¡ Felipe..., Felipeee...., a merendar!‑
Es la voz de su madre.
Ya voy mamá ‑
La casa, el pan y el chocolate, y la ducha le esperan. Lo malo es que ya es muy tarde para tratar de localizar a Carlos y a Víctor. Y está demasiado cansado para ir a buscarlos.
Niño, se te va el santo al cielo con la pesca y la caza. ¿Es que no pensabas merendar?.‑
El niño no contesta, pues sabe que su madre no espera respuesta. Es sólo su forma de quererlo.

Felipe Vila


Hace unos días Felipe me enviaba una foto de dos sargos resultado de un día de pesca submarina. vemos que no ha perdido su afición por la pesca.


Gracias, Felipe, por compartir este relato tan bien conducido.

Espero que otros seguidores se animen y compartan sus recuerdos de infancia. Yo misma pasaré alguna¡os de mis relatos y ensoñaciones de infancia en breve,

Dejo aquí los recuerdos que en los comentarios me han pasado dos seguidoras.

Elena Batalla

"El verano me recuerda el mar menor...pero no como se conoce ahora...el de hace mas de 50 años...cuando se dormía con las puertas de las casas abiertas y las sillas de la velada a la fresca permanecían en la calle....mañanas de playa...tardes de pesca..y paseos en bici...de las comidas y meriendas que me hacia mi abuela..chiquillería jugando al atardecer con las rodillas llenas de mercromina...una pena que ya no se vean pandillas de críos..."





Anónima

"Una de las cosas que más recuerdo de mi infancia es mi parche, es uno de mis primeros recuerdos. Me pusieron gafas cuando tenía un año y pico y era muy miope pero sólo en un ojo, así que tenían que taparme el ojo bueno para hacer trabajar al ojo vago. Nada más levantarme mi madre me lavaba la cara y después me sentaba en el mueble del lavabo y me ponía el parche y las gafas con muchísimo esmero, recuerdo ver la vida con un solo ojo y encima un ojo que veía muy mal y cuando me quitaban el parche a la hora del baño por la noche era como encender la luz. Lo veía todo distinto, más amplio, más espacioso, pero llegaba la mañana siguiente y otra vez me tapaban el ojo, siempre tenía la esperanza de que mi madre se olvidara, pero que va, no se le pasaba nunca, antes me habría mandado desnuda a la calle que sin parche. Hace poco hasta encontré unas fotos en la playa y allí estaba yo con mi parche y mis gafas de culo de vaso, hasta en la plata tenía que llevarlas, mi madre no perdonaba ni un día. Mi infancia está llena de imágenes al lado derecho, tendría unos 12 años cuando el oculista decidió que ya no iba a recuperar más vista y descubrí que a mi izquierda también había mundo".



Esta foto la he extraído de esta página http://ocularis.es/blog/el-ojo-vago/


jueves, 9 de julio de 2015

La empatía en la relación médico paciente, en particular, durante el proceso de hospitalización





Si la evidencia científica sustenta la importancia de la empatía en la recuperación del paciente ¿por qué algunos médicos no intentan ser más empáticos? Algunos sostienen que es algo muy arraigado a la personalidad y que es muy difícil de aprender. Pero parece demostrado que la empatía puede aprenderse.http://www.psyciencia.com/2012/06/28/pueden-los-doctores-aprender-a-ser-empaticos/

Copio textualmente del artículo arriba citado de la página del Psicólogo David Aparicio, Psyciencia; experto en evidencia científica :

"Las investigaciones aseguran que la empatía y el tratamiento compasivo juegan un rol importantísimo en el proceso de recuperación de los pacientes, ya que al sentirse respetados, tomados en cuenta, etc. (reduce los errores médicosmejora los resultados de los pacienteslogra que se sientan más satisfechosreduce los reclamos por mala-praxis e incrementa la felicidad en  los doctores)". 

Esto coincide con algo que a mí me gusta decir  (basado en estudios de investigación): los doctores que establecieron una relación empática y humana con sus pacientes nunca fueron denunciados a pesar de que pudieran cometer errores. Sin embargo cuando el médico se muestra poco humano o poco cercano, es denunciado si comete errores.

Me han gustado estos modelos de fonendoscopio y, especialmente, este diseñado para relacionarse con niños



No estaría mal que nos planteáramos, en el Hospital Nacional de Parapléjicos de Toledo, "Modulos de Entrenamiento en Empatía" al estilo de los desarrollados en el Hospital de Massachussets.

Creo que e el título se entiende que hoy hablo de la empatía en la relación médico - paciente lo que no quiere decir que no sea precisa en el resto de miembros del satff.

miércoles, 8 de julio de 2015

Struzzo

La palabra que da título a esta Entrada "Struzzo" significa " avestruz" en itlaliano. Pero no vamos hoy a hablar de avestruces sino del bipedestador que con tanto entusiasmo utilizan algunos de nuestros lesionados en el Hospital.

Mª Jesús Asensio : Foto. Carlos Monroy
Sinceramente, los beneficios de este bipedestador no se si compensan para su precio que creo asciende a más de seis mil euros Desde el punto de vista físico parece que puede favorecer para mejorar la circulación  y para cambiar posicionalmente evitando la presión sobre las mismas zonas evitando la aparición de Úlceras Por Presión (UPP). Desde mi área, los beneficios irían por el bienestar psicológico y autoestima al poder estar de pie como antas de que irrumpiera la lesión

Ya dediqué una Entrada a la importancia de estar de pie para sentirse bien y a lo que marca las diferencias de talla http://afrontandolesionmedular.blogspot.com.es/2013/05/unos-centimetros-que-condicionan-la.html

Este bipedestador parece que llevaba tiempo arrinconado en el gimnasio hasta que alguien un buen día lo descubrió y contagió a los demás. Mª Jesús Asensio (la paciente de la foto) ha recorrido muchos kilómetros con él dentro del recinto del Hospital y ha venido a verme en más de una ocasión mientras lo disfrutaba. He visto en su expresión la satisfacción de verse a la misma altura de los demás

martes, 7 de julio de 2015

Una caja de sorpresas : Los mayores y el sexo



Cuando me dispongo a iniciar un nuevo Programa de Rehabilitación Psicosexual, nunca se lo que me voy a encontrar a pesar de que conozco en parte a los pacientes a mi cargo a los que se lo propongo y de que los pacientes a los que les es propuesto por mis otras dos compañeras, psicólogas de la Unidad, pasan por una segunda evaluación, la mía, antes de iniciar el Programa. Pues bien, se da el caso que la relación que ese establece entre los miembros del grupo y el hecho de que en un grupo en cuestión hay un paciente de fácil palabra y abierto en el terreno de la sexualidad, hace que los demás le imiten.

No es tanto la edad lo que condiciona el éxito del Grupo sino el nivel de funcionamiento sexual previo. Es por ello que hay grupos de lesionados mayores de sesenta y cinco que responde muy bien a estas intervenciones.

El pasado viernes, inicié un nuevo Programa (que esta vez tendré que interrumpir y retomar luego debido al disfrute de mis vacaciones) en el que todos los componentes eran varones y todos excepto uno tenían pareja. De todos, solo uno puedo venir acompañado de la pareja que se mostró muy participativa y avanzada para su edad teniendo en cuenta la educación recibida aunque no aprobaba todas las prácticas sexuales.

El de más edad, setenta y siete años, ya había "echado el candado" erróneamente al entender el sexo ligado exclusivamente a la competencia genital (erección-eyaculación y orgasmo).

La sola primera sesión entendí que ya fue terapéutica para la mayoría y me dio garna satisfacción encontrar avances en el modo de entender la sexualidad-afectividad:

- Disfrutar es cosa de dos
- Si tu no estás bien, yo no estoy bien
- El sexo merece tiempo y cuidado
- La comunicación es un elemento de vital importancia

Atrás quedó, por fortuna, ese sexo obligado "uso del matrimonio" y ofrecido a Dios.
seguiremos "Hablando de sexo".

Aprovecho para recomendar de nuevo la película "Las sesiones"  https://www.youtube.com/watch?v=Eyf2N38uvfo ya que la nombró Adry en un comentario reciente. es una películ hecha con mucha sensibilidad que nos enseña mucho.

¡Ah! Y no perder "Intocable" y "Hasta la vista" (de ésta hablamos recientemente)

lunes, 6 de julio de 2015

Cumplir los sueños



"Si persigues los sueños, se cumplen"

Francisco J.. Peña

Me ha parecido preciosa la frase de Fran y me ha animado a hacer un Post sobre este tema tan bonito. Ya dediqué otra Entrada hace unos años a la importancia de soñar "Soñar despiertos"http://afrontandolesionmedular.blogspot.com.es/2013/04/sonar-despiertos.html

Estos es lo que me cuenta en un correo  y me adjunta dos fotos (una de ellas subido al caza que ya colgaré porque tarda en descargarse)


"Los sueños si los persigues, se cumplen!
Os presento mi profesión frustrada. Desde niño, quise ser piloto de aviones de combate, cazas. Mi loca cabeza de adolescente, me apartó de ello, pues pese a ser buen estudiante, me gustó más estar de "juerga", cosas que pasan...

Hoy 01/07/2015 y tras que alguien se enterara de mi caso, "he sentido", lo que me perdí al no estudiar. Hoy me subieron a un caza C-16 Eurofighter, uno de los aviones de combate tecnológicamente más avanzados en la actualidad. Su piloto, Comandante, me explicó muchas cosas de ese avión. Pregunté tanto, que no pudo contestarme a todo, pues era secreto. "Has leído sobre cazas, ehh", me dijo.

Soy el primer tetrapléjico en España, quizás en el mundo, que lo han subido a un caza!!! https://www.youtube.com/watch?v=oMcaA1d5kqk




Mis agradecimientos de corazón, al Ejército del Aire, a la Base Aérea de Morón, Ala 11, al Coronel de la Base, al Teniente Sanz, a todo el Equipo Sanitario y de Bomberos de dicha Base.
Muy especial agradecimiento a Juan Cote La Parra Base Aérea​, que fue quien lo inició todo.


De corazón, GRACIAS!!!

domingo, 5 de julio de 2015

Creciendoentreflores


La Entrada de hoy es un poco atípica. Acabo de estrenar un nuevo blog  ayer :"Creciendoentreflores" y quería compartirlo con los seguidores. Estoy segura que también tendréis cosas que aportar y que entre todos lo enriqueceremos https://creciendoentreflores.wordpress.com/


LA VIDA EN EL CAMPO Y EL AMOR POR LA NATURALEZA


Por fin me decidí a crear este blog de Flores  animada por mi hija Nuria y con su apoyo incondicional y conocimiento. De algún modo, todos los miembros de mi familia están detrás de él.
Con mi marido, empecé a reconocer algunas especies que no conocía  e inicié el prensado de hojas de árboles, hojas que conservé entre periódicos durante 10 años en el trastero de la primera casa de Toledo y que saqué cuando nos mudamos a la casa actual.
Mis hijos han crecido rodeados por nuestro cariño y nuestras aficiones y de ahí, supongo que les viene el amor por la naturaleza, los animales  y por las plantas y cada uno lo ha canalizado de algún modo.
Aunque el título que lo encabeza es “Creciendoentreflores”, realmente el blog lleva un subtítulo que es “la vida en el campo y el amor por la naturaleza” porque aunque la idea surge de mi interés por las flores secas, no quiero reducirlo solo a esta parcela porque las flores están relacionadas con mi modo de sentir y vivir el mundo y me acompañan en muchas situaciones y contextos. Este blog recogerá muchas etapas de mi vida, es por ello que escogí la palabra “creciendo” que transmite no solo la idea del crecimiento ligado a la edad, sino al crecimiento personal y al crecimiento junto a mis hijos. Asimismo, pretende abarcar la vida en el campo de antes y ahora así como la recuperación de algunos oficios y costumbres antiguas como la elaboración del jabón y la artesanía con esparto, de este modo cada cual podrá buscar aquellas Entradas más relacionadas con sus áreas de interés.
Supongo que el primer olor a flor de mi infancia fue el de las flores de azahar de los naranjos de Córdoba y su Patio de los Naranjos que se alternaron con el olor a aceite de los olivos de Montoro que fueron mis dos cunas.
images
unnamed
unnamed (1)No soy consciente de cómo influyeron las flores en mi pubertad, adolescencia y juventud pero si creció mi interés al dejar Madrid.
Dejo esta foto de archivo de un viaje a Málaga (cerca de la Laguna Fuente de Piedra) en lo que ahora creo saber que era un campo de colza


MªÁngeles Pozuelo

NOTA DE INTERÉS Para hacer Comentarios en este blog, se debe pinchar en el título de la Entrada y entonces se activa el espacio destinado a Comentarios